domingo, 6 de abril de 2014

Salud, dinero y amor.

Los deseos básicos; ser feliz, ser amado, tener salud y no tener que preocuparse por la economía familiar, que los allegados tengan lo necesario para una vida digna.

La felicidad esta relacionada con apreciar y valorar lo que se tiene en cada momento, todo lo que esperemos del futuro o recordemos del pasado nos está impidiendo ver lo que tenemos y a quien tenemos delante, nos perdemos las mejores jugadas, las mejores oportunidades, nos perdemos aquello que buscamos.

Ser amado parte de valorarse a si mismo y a las personas que forman parte de nuestra vida, vivir y sentir el presente con ellas.

Tener salud depende en buena medida en ser feliz, amar y sentirse amado, así como en expresar y hacer lo que sentimos, ser coherentes y consecuentes entre lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos. Cualquier bloqueo o incoherencia interna es un bloqueo del flujo de energías internas que acaba creando un problema de salud.

Desear lo mejor a los demás para reducir la gente que te desee mal, no podemos luchar contra envidias, odios y resentimientos ajenos, pero si podemos desligarnos y alejarnos de ellos.

No todo el mundo combina con todo el mundo, no es nada personal, es cuestión de química y matemáticas.
Seleccionar circunstancias y personas que nos transmitan fluidez y constructividad.
Es un hecho que no vamos a caer bien a todo el mundo, busquemos el lugar y la gente en el que seamos queridos sin realizar nada especial, simplemente siéndo nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario